Tengo un pájaro azul

Cuando sale el sol
recuerdo mis días de verano.
No era cosa inerte,
era compañera de las flores.
Conocí la dicha precisa,
el zumbido de las abejas en mi cabeza.
Y como Garcín, encerraba a mi pájaro azul con candado.

Cuando sale el sol
recuerdo los amores desolados.
Que llegaron a mi en sueños
y físicamente han desaparecido. Olvidados.
Y el pájaro azul, con las alas cortas,
picoteaba mis sentidos…
junto a la luna llena, mi amante eterna.

Cuando viene la noche
me acostumbro a la zozobra.
Junto a las luciérnagas veo
los muertos de mi vida.
La copa reboza de llena
y el pájaro azul, rebota en mi cabeza…
Libertad dulce, entregada y jamás presa.


¡Gracias por leer!

Puedes dejar tu comentario, estaré feliz de conversar contigo sobre literatura

4 respuestas a “Tengo un pájaro azul

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s